Inicio Política Un gobernador "asintomático" y un sistema sanitario al límite

Un gobernador "asintomático" y un sistema sanitario al límite

0

Por Pablo Mattar

El gobernador Rodolfo Suarez mantiene su idea de no cerrar actividades económicas mientras la presión desde el sistema de Salud y la Nación crecen.

La situación sanitaria en la provincia es muy preocupante y la ocupación de camas de las Unidades de Terapia (UTI)  es casi del 86% en el Gran Mendoza y 76% en el resto del territorio provincial. Estos números oficiales, a pesar de que las versiones indican que en la mayoría de los establecimientos sanitarios del Gran Mendoza "están colapsados" y ya "no hay camas", tal como lo afirmó el Jefe de Terapia Intensiva del Hospital Central, Mariano Antonio. “La terapia intensiva del Hospital Central, el Hospital del Carmen y el Lagomaggiore están al 100% de ocupación.  Esto es así. El sistema está desbordado y el pueblo lo tiene que saber”, reveló el profesional días atrás.

Mendoza es la provincia que más actividades habilitadas tiene en el marco de los distritos donde hay circulación comunitaria y desde Casa Rosada cuestionan las medidas reiteradamente, le advierten a Suarez con "apretar el botón rojo". Es que junto con Santa Fe, nuestra provincia es uno de los distritos donde hay alerta por el crecimiento de casos.

Con todo esto y a pesar de las advertencias del sector médico, el mandatario mendocino no piensa por ahora en implementar más restricciones, ni en volver a Fase 1. Para Suarez, el desafío hasta el 22 de septiembre es "sostener" esta situación y bajar la circulación con una campaña de concientización y con más controles policiales en el territorio para no golpear la economía. Es la máxima que siguen en el gobierno, en silencio, y en medio de una avalancha de cuestionamientos por parte de muchos mendocinos preocupados por el promedio de 500 infectados diarios.

Nuestra provincia es una de las cuatro en el país que ha acelerado notablemente el ritmo de contagios. Los contagios se incrementaron desde julio y agosto. En la última semana, Mendoza sumó casi 4 mil contagios y la cuenta total asciende a 14.954 casos positivos confirmados desde que empezó la pandemia, además de 183 fallecimientos por COVID-19.

La curva de contagios sigue focalizada en las personas más jóvenes y el de fallecidos y enfermos agudos, entre los adultos mayores. En el medio, desde el Gobierno admiten que puede haber un subregistro de casos por la demora en los testeos.

Los números críticos con respecto a la capacidad de camas de terapia intensiva hicieron que Suarez consultara a los intendentes sobre la posibilidad de «cerrar» sólo los fines de semana, con el objetivo de bajar la circulación de personas. Esto se da porque han llegado a la conclusión que uno de los focos principales de contagios son las reuniones clandestinas, especialmente de viernes a domingo. Sin embargo, es algo que aún está en veremos.

Desde el Gobierno provincial ya desplegaron diversos operativos policiales que involucran a 2.100 efectivos en más de 170 puestos fijos que controlarán las salidas por DNI y la prohibición de circular entre las 23.30 y las 5.30.

Así y todo, sin nuevas medidas restrictivas todavía, el descenso de la curva de contagios no llega y los médicos salen a pedir dando sus crudos testimonios particulares por las redes sociales, para que la gente se quede en su casa.

En el sistema de salud crece la tensión y comenzaron los problemas internos. El Gobierno busca descomprimir una situación que, creen, podría afectar a todos. Hay efectores privados que buscan restringir la atención general para abordar solo a sus afiliados o socios. Eso se genera porque la atención de personas con covid-19 ha acaparado casi la totalidad de la capacidad de respuesta del sistema.

Paralelamente, empresarios insisten en que Rodolfo Suarez no cierre las actividades comerciales. La UCIM volvió a la carga con su pedido de que el gobernador no dé marcha atrás y que los comercios deban cerrar sus puertas. "El retroceso o la parálisis económica van a traer muchos más perjuicios económicos y psicológicos que la propia pandemia", considera la entidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí