Inicio Nacionales Un estanciero confundió a un menor con un ladrón, lo atropelló y...

Un estanciero confundió a un menor con un ladrón, lo atropelló y lo mató

0

Alex Juan Campo solía salir a cazar a los campos de la zona con sus hermanos. Vecinos del barrio Guzzetti en la localidad bonaerense de Cañuelas, una zona rural.

Tenían el hábito de entrar a las estancias de la zona para buscar liebres para comer con sus galgos y gomeras, sin armas de fuego. De vez en cuando, algún propietario o vecino les gritaba y se iban, sin mayores discusiones. Hoy por la mañana, los tres muchachos ingresaron a una propiedad en el kilómetro 72,5 de la ruta 205, cerca del paraje El Taladro. No era la primera vez que ingresaban, lo hacían con frecuencia, casi cada domingo. Así, Alex junto a José Luis y Agustín, de 19 y 21, vieron a lo lejos una camioneta Dodge Ram negra. Creían que era el dueño, pensaron que les iban a gritar, a retarlos para que se vayan.

Alex, José y Ángel mantuvieron su posición, no se fueron, la Dodge se acercaba cada vez más, a gran velocidad. Allí comienzan a correr. José y Ángel se apartan del camino: el conductor, Pablo Rodolfo Sánchez, de 57 años, señalado como el dueño del lugar, en vez de frenar su marcha, en vez de gritar una advertencia, atropelló a Alex, según la acusación en su contra.

Sus hermanos comenzaron a gritar. Le imploraron que lo subiera a la camioneta, que lo llevara a un hospital, que llamara a un médico. Según los testimonios, Sánchez se negó y dijo: “Voy a llamar a la Policía y que hagan lo que tengan que hacer. Ahora levántenlo y llévenselo”. Mientras tanto, Alex estaba en el suelo, inconsciente.

Sánchez llamó al 911, dijo que había un robo en curso en su propiedad en vez de reportar lo que había ocurrido. “No te acerques que ahí viene la Policía y va a arreglar todo”, dijo el hombre, de acuerdo al testimonio de uno de los hermanos. Uno de los chicos llamó a su familiares, que llegaron rápidamente. El estanciero se refugiaba en su camioneta. Mientras la tía de Alex golpeaba el vidrio, Sánchez dijo: “Eso le pasa por venir a robarme. Bien muerto está”. Sus parientes fueron los primeros en notar que el menor no tenía pulso, que ya había muerto.

La misma Policía Bonaerense que Sánchez llamó para reportar un robo lo detuvo: quedó aprehendido, acusado de homicidio simple, con el expediente a cargo de la UFI N°2 de la jurisdicción, con la doctora Norma Pippo y el secretario Pablo Ober. En el medio de la detención, la familia intentó linchar al productor y destruir su camioneta. La situación fue contenida.

El secretario Ober ya se entrevistó con los hermanos que sobrevivieron al ataque. Policía Científica dijo que, inequívocamente, el joven mostraba signos de haber sido embestido por el vehículo, de gran porte. La autopsia se realizará en las próximas horas.

Sánchez, que también está registrado en los rubros de la AFIP dedicado a los juegos de azar y a los negocios inmobiliarios, con aportes impagos a sus empleados y una lista de cheques rechazados por falta de fondos, será indagado este martes en la UFI N°2. La calificación en su contra: homicidio simple. En diálogo con el portal Infocañuelas, que adelantó el caso, un amigo del acusado aseguró que el dueño del campo actuó “en defensa propia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí