Inicio Sociedad La odisea para lograr un hisopado: le querían cobrar $6 mil

La odisea para lograr un hisopado: le querían cobrar $6 mil

0

"Desde el viernes pasado estoy esperando el hisopado y todavía no pasa nada", dijo un hombre de Perdriel, Luján, quien desde el martes de la semana pasada llegó de su trabajo en la fábrica de conservas de Ugarteche, sintiendo el cuerpo "más cansado de lo normal".

"Comí y me acosté. El miércoles me levanté con fiebre, saqué turno para el Regional y el médico me diagnosticó gripe, con reposo de 72hs, y avisé al trabajo. En la noche tuve dolor de cabeza, y el jueves siguió. Además comencé a percibir que no sentía los gustos, por lo que el viernes fui otra vez al Regional", relató el hombre llamado Jesús.

El médico decidió activar el protocolo, epidemiología le preguntó los síntomas, y el Ministerio de Salud le indicó que fuera a casa, donde lo buscaría una ambulancia.

El comienzo del periplo sin fin

La ambulancia llegó cerca de las 17.30 a Perdriel, para llevarlo a la Clínica Santa Isabel de Hungría, aunque al llegar a Guaymallén le dijeron que no podía quedarse allí porque había pocas camas. Le hicieron un testeo rápido y lo derivaron para un hisopado al Hospital Italiano con opción de ir a un hotel con diversos casos.

El hombre se trasladó en taxi al Hospital Italiano. Allí otra vez no hubo atención, le dijeron que el hisopado se realiza por las mañanas, prometiéndole hacer el estudio el lunes 27. Jesús descartó la opción de ir a un hotel para no tener contacto con más personas y prefirió aislarse en su casa, con la incertidumbre de la sospecha.

El lunes llamó al Hospital Italiano pero luego de 4 intentos de llamada fallida, lo dejaron en lista de espera. Jesús se volvió a trasladar al Hospital Italiano, pero al llegar, la respuesta fue impensada: el guardia le indicó que "hubo un brote masivo dentro del hospital por lo que no podían darle ingreso, aunque tuviese una orden de hisopado".

La derivación en esta ocasión fue para el Hospital Español, donde le tomaron los datos, lo aislaron y pidieron su obra social, pero lo rechazaron por no recibirla. Le dieron una nueva derivaron hacia el Hospital Central, pero, en este caso fue al revés, al tener obra social no lo recibieron.

El hombre siempre haciendo caso de las indicaciones que le daban en cada hospital, atendió la nueva orden, dirigirse a la Clínica Francesa.

Al llegar allí ni siquiera lo dejaron pasar, argumentando que ellos solo hacen hisopados particulares. Le indicaron que fuera a su obra social.

Jesús se dirigió a su obra social y desde allí le dijeron que ellos no tienen convenio para hisopados. Una pesadilla. Pero por fortuna, se encontró con el doctor que lo atendió en el Regional. Llamaron al 0800 con muchos minutos de espera y la respuesta en este caso fue que debía abonar $6000 por un hisopado. Médico y paciente, quedaron otra vez sin respuesta ante un hisopado, que ni las obras sociales ni el Estado se hacen cargo.

Siendo ya las 21 del lunes, Jesús no se iba a quedar de brazos cruzados, y por fin lo lo atendió un asesor del 0800 800 covid. Volvió a contar su situación, logrando que lo registraran. Más tarde una doctora lo llamó y además lo retó "por andar de hospital en hospital". El hombre respondió que hizo caso a cada orden indicada por cada uno de los efectores de salud.

La respuesta telefónica fue que están colapsados para atender un hisopado, y le pidieron que se quedara en su domicilio hasta que pasen a buscarlo.

Hoy Jesús, espera en su domicilio en medio de la incertidumbre, con síntomas que activaron un protocolo, pero con un hisopado que fue rechazado en los hospitales, negado por la obra social, a un costo excesivo para el bolsillo, que pone en evidencia el estado del sistema de salud de la provincia en la atención de la pandemia.

Mientras Jesús, vela por el embarazo de cinco meses de su esposa.

Fuente: Diario Luján

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí