Inicio Nacionales "No vamos a rifar los equilibrios logrados en estos años"

"No vamos a rifar los equilibrios logrados en estos años"

0

Dante Sica fue uno de los pocos que participó de la reunión en la Quinta Los Abrojos. Pese a algunas diferencias de gestión tenía buena relación con el saliente ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y ahora ya se encuentra en contacto con quien asumirá mañana al frente de la cartera: Hernán Lacunza.

El ministro de Producción y Empleo asegura que Lacunza "es un gran profesional que demostró sus laudos a través de toda su carrera. Basta recorrer su paso por el Banco Central o el ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires para ver que es un hombre que sabe y mucho de la gestión pública". En un mano a mano en el programa Comunidad de Negocios que se emite por LN+ responde a todo: devaluación, eliminación del IVA a los alimentos e incluso si no es tarde para tomar las medias que se anunciaron.

-¿Qué impacto concreto tendrá en el bolsillo la baja del IVA a los alimentos?

- Estábamos viendo que todo el impacto devaluatorio por el cambio de las condiciones políticas a partir de la elección del domingo iba a tener un efecto sobre la población más vulnerable, por lo que decidimos adelantarnos. En lo que refiere a la baja de la tasa de IVA 0%, nos concentramos en los alimentos que forman el 70 u 80% de la canasta básica alimentaria, y al bajar la tasa de IVA en forma temporal hasta fin de diciembre, va a absorber el impacto que opera por el cambio de los precios relativos. No va a haber baja de precios, pero sí, seguramente, todos estos productos no deberían variar en los precios que vimos esta semana.

-Es decir, no esperan baja de precios.

- Por lo menos, queremos que no impacte la devaluación y que algunos aumentos que habíamos visto en algunas cadenas el día miércoles... todavía no sabemos cuál va a ser el tipo de cambio, porque se está normalizando. Con "la economía de Macri", como la llamo yo, hasta el día viernes prePaso, con 790 puntos del Riesgo País, con inflación bajando -el jueves anunciamos el IPC de julio en 2,2%, con un corte de alimentos al viernes pasado de 1,5-1,8- y el resultado del domingo pasado, con la elección mayoritaria de la fórmula del kirchnerismo, hizo que el mercado nos descuente la economía del kirchnerismo. Eso llevó el Riesgo País a 2000, el alza del tipo de cambio con su impacto.

-Decirle a la gente "no sabemos dónde va a estar el tipo de cambio" parece complicado.

- Bueno, lo que queremos decir es que todavía no se ha terminado de acomodar desde un salto de $ 46 en casi dos días a $ 60. El Banco Central y la Secretaria de Finanzas está poniendo todas las herramientas disponibles para neutralizar este tema; además de las señales políticas que dio nuestro presidente, que son claves y siempre mostrando que hay canales abiertos con los candidatos, pero en especial con el candidato del kirchnerismo, que sacó más votos, está llevando tranquilidad. Ya para el viernes vimos un tipo de cambio menos volátil, y está buscando por eso su nuevo piso. Durante esta semana lo vamos a tener más claro todos, y en general, las empresas que traían hasta el viernes pasado una estructura de precios montada sobre un valor del dólar de entre $ 46 y $ 50, seguramente tengan que pensar en rearmar todo con un dólar entre $ 50 y $ 55, pero esta semana lo vamos a tener más preciso.

-El viernes en una entrevista con Marcelo Longobardi, Martín Redrado, expresidente del BCRA, dijo que el presidente tuvo la decisión política de devaluar, y así lo comunicó a los directores. ¿Es así?

- Decir eso es una irresponsabilidad política. Miren si el presidente va a intervenir de una forma tal en el Banco Central para castigar a la gente, ¿y demostrar qué? Claramente tenemos un marco político distinto al del viernes antes de las PASO. La economía que traíamos era una economía con baja de inflación, Riesgo País perforando los 700 puntos básicos, y veníamos de cuatro meses de estabilidad en el tipo de cambio. Con los resultados del domingo, los mercados adelantaron cuál es la forma de la economía que viene y por eso nos castigaron con un Riesgo País de 2000 y dólar a $ 60. ¿A vos te parece que el presidente va a querer castigar con una devaluación el salario de los trabajadores para mostrarse fuerte en una contienda electoral? ¡Eso es una locura! Me extraña de Redrado, que es un profesional que respeto.

-Se esperaba en las PASO un resultado que no ocurrió. ¿Cuánto cree que las Pymes, golpeadas por las tarifas y demás, marcaron una especie de "voto castigo"?

- Nosotros venimos trabajando con las Pymes muy de cerca. Te puedo mostrar cientos de mensajes que nos han enviado pidiéndonos fuerza, que tengamos que mantener el rumbo; muchos nos decías que a pesar de estar en situaciones (.) el rumbo que veníamos trayendo era el que debíamos seguir. No creo que el voto sea una respuesta de las Pymes o los empresarios, pero sí de la masa de trabajadores asalariados que han hecho un esfuerzo y los hemos sometido a un esfuerzo para tratar de superar la crisis, generar un marco estable desde el punto de vista fiscal, y tener valores en el sector energético para poder recuperar un abastecimiento seguro de energía -como lo estamos viendo con Vaca Muerta- que ha generado una caída del salario real, y tal vez eso nos ha penalizado. Hay muchos trabajadores que entienden, pero no dan más. Entendemos que ellos nos dicen que el camino es el correcto, pero paren un poco porque estamos en situación complicada.

-¿Qué pasa con los combustibles? ¿No suben?

- El presidente tomó la decisión porque, vos sabés, el impacto devaluatorio de una suba en los combustibles es casi traspasado inmediatamente. Por eso, en los próximos 90 días no se va a mover, hasta encontrar un tipo de cambio estable. La decisión estuvo, lo que se discutió era la instrumentación; cómo se hacía y con qué instrumentos. Pero básicamente vamos a tener combustibles congelados por 90 días y después veremos cómo se recupera el impacto devaluatorio a partir de los siguientes meses.

-¿Genera contradicciones dentro del Gobierno tomar estas decisiones?

- Está todo el gabinete muy compenetrado con la decisión del presidente de adelantarnos a las consecuencias de esta situación económica y así proteger a los sectores que, como te digo, venían un poco castigados por esta forma de recomponer la economía y evitar un mayor impacto sobre su nivel de ingresos. Todo el gabinete, en general, entiende que tenemos que atender esta mini-crisis que estamos viviendo ahora.

-Hubo declaraciones del candidato por el Frente de Todos respecto de Jair Bolsonaro, ¿qué implica el Mercosur hoy para la economía argentina?

- El Mercosur, y en especial Brasil, significa el principal destino de las exportaciones de nuestra economía. Cuando mirás las exportaciones al Mercosur, ves que son las de mayor valor agregado, porque exportamos alimentos, productos industriales. por lo tanto, son nuestros socios comerciales y con ellos hemos logrado conquistar el acuerdo del Mercosur y la Unión Europea. Nuestra alianza con Brasil, claramente, era estratégica. Cuando asumimos hace tres años y medio no había diálogo ni con el Brasil ni con el Uruguay. El presidente se encargó él mismo de arreglar esta situación y gracias a esa recomposición del diálogo y poner en marcha las relaciones hemos logrado este histórico acuerdo.

-Pero ministro, mire que Paulo Guedes dijo que "si Cristina Kirchner entra y cierra la economía, nos vamos del Mercosur". ¿Qué significaría eso para el Brasil?

- Sería una pésima lectura y una pésima consecuencia sobre nosotros. Eso impacta sobre las exportaciones a nuestro principal socio, Brasil, al que exportamos con tasa cero, y al que deberíamos empezar a aplicarle el Arancel Externo Común, con lo cual dañaría mucho las exportaciones Pymes hacia Brasil. Este comentario es quizás una respuesta a los comentarios que el candidato Alberto Fernández hizo sobre el presidente del Brasil..

-Lo trató de misógino..

- Exactamente. Están entrando en una escalada verbal que es lo peor que podemos hacer. Perder la preferencia arancelaria sería perder uno de los principales mercados de exportación.

-Las medidas anunciadas, tanto de usted como de la AFIP, ¿no llegan demasiado tarde?

- Todas las medidas tienden a generar alivio producto de lo que fue el fenómeno de la elección del domingo de las PASO y su impacto en el mercado. Veníamos trabajando sobre la tasa de interés, la inflación; estábamos empezando a ver recuperación, y una lenta recuperación del salario real por las paritarias abiertas entre marzo y junio. Todas las herramientas que ponemos en marcha hoy tuvieron que salir para adelantarse a los efectos de lo que pasó el domingo.

-La CGT reclamó una reapertura de las paritarias ¿Cuál es su opinión?

- Estamos gobernando y tomando las medidas que sean necesarias para paliar los efectos de este cambio en las condiciones económicas que estamos viviendo. Con la CGT venimos con un diálogo fluido; hay temas en los que no coincidimos, pero estamos buscando formas de mejorar el trabajo, recuperar derechos -en especial para los que están en la informalidad- y queremos recuperar el Salario Mínimo, Vital y Móvil. Sabemos que el salario está atrasado y buscaremos un consenso en la Mesa Tripartita entre Gobierno, Sindicatos y Empresas. Si no se logra el consenso, seguramente se emita un laudo, pero yo creo que estamos en condiciones de encontrar un punto de acuerdo para seguir avanzando en las cuestiones que impactan en los trabajadores. Después, sabemos que ellos respaldan la candidatura de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, pero no vamos a hacer de las cuestiones de los trabajadores un tema de disputa política. No vamos a hacer campaña electoral con los intereses de los trabajadores.

-¿Cuánto le preocupa la corrida financiera?

- Nos preocupa mucho. Por eso el Banco Central y Hacienda están trabajando para dar todas las señales y con todos los instrumentos. Y el presidente, dando las señales de gobernabilidad, responsabilidad, para entregar una economía que esté funcionando. Algunos analistas y la CGT piensan que vamos a hacer lo mismo que ellos: dejar una economía saqueada, sin stock de reservas, sin energía, sabiendo que ellos dejaron una economía saqueada en 2015.

-¿Ya se está hablando de "dejarles"?

- No, no. nosotros somos responsables y vamos a mantener la gobernabilidad. Vamos a ir a la contienda política, pero no vamos a rifar los equilibrios logrados en estos años, garantizando una economía sana.

-¿En qué momento y en qué contexto se enteró el presidente los resultados adversos en las PASO?

- El mismo domingo. Todas las encuestas, en general, hablaban de diferencias mucho más chicas, y por eso fue una sorpresa, un golpe importante, pero que rápidamente pudimos tomar. Analizamos y entendemos que quizás, el impacto y caída del salario real, el sacrificio de resignar consumos presentes para un mejor bienestar, fue una exigencia demasiado alta y por eso estamos pensando y reelaborando nuestra estrategia.

Fuente: La Nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí