Detuvieron al marido de Brenda: el cuerpo estaba quemado con cubiertas

    0

    Los investigadores han ido revelando escalofriantes detalles del estado en que se encontró el cuerpo ayer en la zona sanjuanina de Campo Afuera, Albardón. Se cree que corresponden a Brenda Requena, la joven de 24 años desaparecida desde el jueves pasado, quien supuestamente había escapado tras ser encontrada con un amante por el marido.

    Gustavo Fariña, secretario de Seguridad, remarcó el "grado de perversión" del homicida y habló de una mecánica "fríamente pensada para eliminar por completo el cuerpo".

    Según explicó el funcionario, llama la atención de los uniformados que el asesino haya utilizado cubiertas para incendiar sobre el cuerpo. "Es tanta la temperatura que estos elementos toman que se llega a borrar la cadena de ADN", dijo en diálogo con Radio Sarmiento.

    "Primero encontramos muchos huesos de animales calcinados, fue una escena preparada para que en caso que se llegara a ella se abandonara creyendo que sólo se trataba de animales. El cuerpo  fue  envuelto en membrana y sometido a fuego de llantas de autos. Los narcos en Brasil o México lo queman de esa manera", agregó.

    "Hay una posibilidad y es que el fuego haya producido una implosión que termina en el  desmembramiento y calcinación por completo", explicó sobre la hipótesis más firme.

    Las pericias iban a continuar este miércoles para ver si encontraban otros indicios en el lugar. Lo que sí señalaron era que el cadáver estaba irreconocible y dejaron entrever que podrían faltar algunas extremidades. Esperaban confirmarlo con la autopsia.

    Además, el funcionario dijo que se podrían concretar más detenciones referidas a inconsistencias en las declaraciones de algunos testigos.

    Fariña dijo que el marido de Brenda, el único detenido,  siempre trató de desviar la investigación aportado pistas falsas y diciendo que podía estar en Mendoza y La Rioja.  "En algunas entrevistas, Álvarez  parecía que iba a confesar algo cuando decía cosas como ' jamás debería haber salido de casa a buscarla'", contó.

    El marido de Brenda habría mentido desde un principio para cubrir el crimen

    La sospecha de los investigadores es que Diego Álvarez mintió desde un principio y sembró su coartada a partir de la versión de la fuga de Brenda para encubrir el brutal asesinato. Incluso habló con la prensa y hasta se mostró compungido por su desaparición, sabiendo que la había enterrado muy cerca del asentamiento donde vivía, en las afueras de la villa cabecera de Albardón.

    Según consignó el medio Tiempo de San Juan, el juez Martín Heredia Zaldo dijo que no podía descartar nada pero confirmó que Diego Álvarez pasó de estar detenido por lesiones leves -por la agresión al supuesto amante de la joven- a ser el principal imputado del crimen de su esposa. Es que por más que no hayan confirmado que el cadáver pertenezca a Brenda, debido a que el cuerpo estaba calcinado, dan por hecho que es ella.

     

    Los que estuvieron en el lugar dijeron que el cadáver estaba en una especie de zanjón, que había resto de cubiertas de vehículos, y que desmoronaron una de las paredes para cubrirlo con tierra.

    Los datos recogidos por los investigadores de Homicidios revelan que unos niños que cazaban pajaritos vieron a Álvarez, el mismo día de la desaparición de Brenda, quemando algo en ese descampado. Supuestamente éste “corrió” a los chicos para que se alejaran del lugar y no vieran lo que estaba haciendo. Se supone que en esos momentos el hombre se estaba deshaciendo del cadáver y que después intentó seguir con la mentira para despejar toda sospecha entorno a él.

    Mientras decenas de policías rastrillaban la zona, él continuó fingiendo que estaba desesperado por saber sobre el paradero de su mujer. Hay que recordar que ese mismo día él denunció la desaparición de Brenda y en su relato aseguró que la chica supuestamente se había llevado 30.000 pesos, su DNI y la tarjeta SUBE. Es más, presentó los comprobantes de la extracción de ese dinero, dijeron en la Policía. Ahora, con el hallazgo del cadáver que pertenecería a Brenda Requena se derrumbó la coarta de Álvarez y quedó como único sospechoso de la desaparición y femicidio.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingresa tu comendario
    Por favor ingresa tu nombre aquí