Inicio Entretenimiento La romántica primera vez de Delfina Chaves y Albert Baró en ATAV

La romántica primera vez de Delfina Chaves y Albert Baró en ATAV

0

La familia Morel tiene en venta su casa en el Tigre y a Lucía (Delfina Chaves) la sorprende la noticia de que un posible comprador está interesado. Por eso, acude al lugar y se sorprende al encontrarse con que esa misteriosa persona es nada más ni nada menos que Bruno (Albert Baró).

Como cada vez que se encuentran, ella comienza haciéndose la distante, pero esta vez, una fuerte tormenta los obliga a permanecer juntos y solos en el lugar. Lucía está convencida de que él planeó todo, sabiendo que la zona se inunda con facilidad. Luego, por primera vez, los dos deciden dar rienda suelta a sus deseos y hacen el amor.

El médico, a su vez, le diagnostica diabetes. Ivonne (Andrea Frigerio) e Ingrid (Miriam Odorico) la esposa de Trauman, entonces, se complotan en contra de Raquel, pero Samuel la defiende.

Ivonne vuelve a traicionar a Julián (Tomás Kirzner), dejándolo plantado luego de haberle prometido que iba a entregarle pruebas que incriminaban a Trauman en la compra y venta de mujeres. El joven oficial, entonces, aparece en burdel para llevarse detenida con una excusa a la madama. Más tarde se enterará, de boca de Aldo, que aquella mujer que regentea el burdel y llevó a la muerte a cuatro de sus compañeros policías es en realidad su madre.

Tras ser liberada, Ivonne recibe la inesperada visita de su padre, que quiere contarle que Julián no ha parado de peguntarle cosas sobre la historia de su madre. Ella, incómoda porque sabe que Trauman está escuchando la conversación, intenta disuadirlo para que siga adelante con el engaño acerca del vínculo que los une.

Torcuato, en tanto, acude al conventillo para ver si Alicia tiene noticias de su mujer. Allí se encuentra con Giancarlo (Ruggero Pasquarelli), que se presenta ante él de manera desafiante. Al día siguiente Lidia (Minerva Casero) le cuenta de su hermana está en la casa del Tigre.

 

Desesperado, Torcuato le pide a Alí (Ariel Pérez de María) que vaya a buscar a Lucía a su casa de campo, aunque el hombre intenta hacerlo entrar en razones y le explica que, tras la tormenta, los caminos deben estar intransitables. "No me importa la lluvia, no me importa el barro, lo único que quiero es que ella no esté sola en esa casa", dice a los gritos, exigiendo que cumplan con su deseo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí