Inicio Policiales Fausto Fortunato: ¨A mi hermano no me lo devuelve nada ni nadie¨

Fausto Fortunato: ¨A mi hermano no me lo devuelve nada ni nadie¨

0

Fausto Fortunato, hermano de Genaro, el joven que fue atropellado por su novia en San Rafael, provocándole la muerte, volvió a hablar con la prensa sobre los momentos duros que vive su familia tras más de un año y medio de la desaparición del rugbier.

Genaro Fortunato, quien tenía 25 años, fue atropellado por Julieta Silva (30), su novia, en la madrugada del 5 de septiembre de 2017, aproximadamente a las 5 de madrugada, a la salida del boliche "La Mona", en medio de una intensa lluvia, y donde aparentemente habían tenido una discusión.

Luego de casi un año en donde se reunieron pruebas, la presentación de testigos del hecho y después de distintos planteos tanto por parte de la querella como la defensa, Julieta Silva fue sentenciada por el Tribunal Penal Colegiado N°1 de San Rafael a la pena de tres años y nueve meses de prisióny ocho años de inhabilitación para conducir vehículos, aunque continuó gozando de la prisión domiciliaria, bajo la carátula de "accidente".

Contrariado y disconforme por la decisión de la Justicia, Fausto volvió a criticar al Sistema Judicial argentino y contó cómo son los días que atraviesa la familia de Genaro.

 “Creo que cada uno lo vive con puntos de vista distintos independientemente del rol de padre, madre o hermano. Parece que mis hermanas han sufrido lo mismo que yo, pero no es así. Si bien es un dolor parecido, una pérdida parecida, no es lo mismo. Cada uno lo vive como puede, es un día a día, y son recuerdos, cosas que te vuelven a la cabeza. Es difícil”, expresó en una entrevista a la emisora sanrafaelina Vibra FM.

Consultado si sentía que se logró algo de Justicia, expresó: “Desde mi punto de vista no se hizo Justicia, no puedo tocar temas legales que no conozco, pero para mí no fue un accidente". Además, señaló que "la cosa fue más compleja de lo que parece" y agregó: "Siempre dije que hay algo más detrás de esto".

"Lamento que haya sido la muerte de mi hermano el detonante para darnos cuenta como sociedad de que había algo que estaba mal, no sé si es el sistema, la gente o los jueces”, sostiene Fausto.

Resultado de imagen para fausto fortunato

“Es muy difícil estar en un punto de vista neutral porque estoy hablando de mi hermano. Con el tiempo me surgen más dudas, pero llega un punto en que no querés vivir con ese remordimiento hacia la gente que hizo que esto pasara", declaró.

"De alguna manera decidí perdonar, ya está, a mi hermano no me lo devuelve nada ni nadie, no va a volver”, completó dolorido.

Una carta contra el fallo de la Justicia

En marzo de este año, Fausto difundió una carta en sus redes sociales, donde manifestaba su disconformidad con el fallo de la Justicia.

"Habiendo pasado un tiempo, con algunas cosas claras y otras peor que antes, pero al fin un poco más tranquilo, puedo pensar una reflexión respecto a lo que vivimos junto a mi familia, que ellos pudieron dar su opinión y postura respecto a lo que vivieron en su momento, y lo hago simplemente por que que quizás de esta forma espero llegar y que le sirva a varias personas a ver algunas cosas que si no 'te pasan cerca' no las ves".

"Es que en realidad nosotros creímos que se iba a hacer justicia, y me refiero a que las cosas iban a terminar como en cualquier lugar del mundo, donde el sentido común y un sinfín de otras cosas iban a prevalecer por sobre la contaminación y tergiversación que sufre el sistema judicial en Argentina", continúa en el escrito.

"Y cuando me refiero a que lo creímos, lo digo en serio, nosotros esperábamos algo totalmente distinto a lo qué pasó, y con algo distinto no me refiero a una pena de muerte, coherencia, por que si el sistema está hecho así y se procedió como se debía proceder (de lo que más dudas tengo), entonces habría que evaluar cuánto vale una vida para el sistema".

"Después resultó que el 3 de septiembre de 2018 en esa sala sabían todos lo que iba a pasar, todos menos mi familia. Quizás esto pueda significar tocar una vieja herida que está, pero el tiempo hace que se anestesie un poco, no se cierra, eso es seguro, y no te olvidás que la tenés, eso también es seguro. Pero de alguna manera no quería callarme esto, aún sabiendo que probablemente no tenga ningún tipo de repercusión ni resultado (a la vista está que agotando todo tipo de recursos por derecha, no sirven de nada), dice en el escrito.

"Antes de esto creía que las cosas estaban mal, y me equivocaba, porque después de la madrugada del 9 de septiembre de 2017 me di cuenta de que no estaban mal, estaban mucho peor de lo que creía, y cuánto mal? Lo suficiente mal como para darse cuenta de lo poco que vale una vida para el sistema".

"Cuando arrebatan una vida de esa manera y las autoridades pertinentes no hacen lo que deben hacer (sea por la razón que sea) te sentís nadando contra la corriente, el único ejemplo que se me ocurre sería más o menos, como pedir ayuda a un oficial policía porque te robaron y que éste en vez de ayudarte te robe. Mi hermano no está más, nada lo va a devolver y con el tiempo todos se olvidarán de él, el caso y de la persona que se encargó de que hoy no estuviera más, todos, menos nosotros", manifiesta Fausto.

"El objetivo de esto verdaderamente no sé cuál es, tal vez es porque todavía tengo la esperanza de que algunas cosas cambien, que la gente cambie y esto no le pase nunca más a nadie, haciendo este tipo de catarsis que las cosas tomen un rumbo distinto. Simplemente no quería guardármelo y hacerles acordar que las personas que hoy son responsables por esto, están por ahí, con ustedes".

Escribe finalmente: "Publico una foto de mi hermano, porque esto es por él y porque no pienso darle fama a criminales. Te extraño mucho y me hubiera encantado que pudiéramos vivir lo que estoy viviendo. Te amo siempre".

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí