Inicio Nacionales Superdomingo electoral: el PJ busca retener tres provincias y el socialismo, Santa...

Superdomingo electoral: el PJ busca retener tres provincias y el socialismo, Santa Fe

0

El primer domingo del mes definieron San Juan, donde resultó reelecto el gobernador Sergio Uñac, y Misiones, que consagró a Oscar Ahuad para que la gobierne por los próximos cuatro años.

El domingo 9, le tocó el turno a TucumánChubutEntre Ríos Jujuy, donde sus respectivos gobernadores consiguieron revalidar sus títulos: Juan Manzur; Mariano Arcioni; Gustavo Bordet y Gerardo Morales, quien consiguió la única victoria hasta ahora para Cambiemos.

Hoy lo harán cuatro provincias más, que representan alrededor del 11% del padrón electoral: Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego y Formosa. En esta oportunidad, Gildo Insfrán, gobernador de Formosa, buscará su séptimo mandato consecutivo; la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, su segundo período y su par de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, aspira a su cuarta gobernación.

En tanto que en Santa Fe, el elegido por el gobernador Miguel Lifschitz, el exgobernador Antonio Bonfatti, deberá sortear el desafío enorme de retener para el socialismo la gobernación de la provincia.

Formosa

Gildo Insfrán busca su séptimo mandato en la provincia.

Además de gobernador y vice, 452 mil formoseños están habilitados para elegir diputados provinciales, intendentes y concejales. El justicialista Gildo Insfrán gobierna ininterrumpidamente la provincia desde 1995, 24 años, gracias a la reforma de la Constitución en 2003, que habilitó la reelección indefinida. Este año, por decreto, decidió romper con la tradición de no desdoblar las elecciones de las nacionales. Se presenta junto con el diputado provincial, el abogado Eber Solís como su compañero de fórmula, con su histórico sello Frente de la Victoria.

Por el otro lado, la oposición se encolumna tras el Frente Amplio Progresista, variante formoseña de Cambiemos, quien sumó al peronista Adrián Bogado, hijo de Floro, quien fuera vicegobernador de Insfrán en todas sus administraciones, hasta su muerte en 2017 y gobernador de Formosa entre 1983 y 1987. Lo acompaña como vicegobernador el radical y actual interventor del PAMI, Ivan Kaluk.

¿Mejorarán las chances de los candidatos de la Casa Rosada como para dar vuelta las elecciones en Formosa y en San Luis?

Según algunas encuestas, los formoseños no tendrían intención de cambiar su voto en esta elección,volviendo a optar por el hombre con el récord de más años al frente del poder en la Argentina. En cambio, otras, muestran un avance significativo del candidato por la oposición, Adrián Bogado. Uno de los datos curiosos de esta elección es que las más de 1300 urnas contarán con un chip que permitirá el monitoreo y seguimiento durante todo el proceso electoral hasta su cierre.

Tierra del Fuego

Bertone va por su reelección en Tierra del Fuego.

135 mil fueguinos están habilitados para elegir a sus autoridades, un total de 41 cargos, entre gobernador, vicegobernador, intendentes, diputados provinciales y concejales. A pesar de ser la provincia argentina con menor población, presenta la singularidad de que contará con un candidato cada 133 electores, ya que compiten 1015 personas por los distintos cargos provinciales, especialmente para los cargos de legisladores.

El Poder Legislativo está integrado por quince legisladores elegidos directamente por la ciudadanía, y recién una vez superados los 150 mil habitantes se podrá incrementar en un legislador cada 10 mil, hasta un máximo de 25. La gobernadora Rosana Bertone buscará su reelección acompañada por su actual vicegobernador, Juan Carlos Arcando, quienes se presentan como los candidatos del frente Unidad Fueguina, integrado, entre otros, por el Partido Justicialista, Unidad Ciudadana, y el Partido de la Victoria.

Le disputa la gobernación el actual intendente kirchnerista de Río Grande, Gustavo Melella, quien junto a la legisladora Mónica Urquiza comparte la fórmula por Forja en alianza con el Movimiento Popular Fueguino. La fórmula que cuenta con el aval de la Casa Rosada es la compuesta por el radical y exlegislador Juan “Pipo” Rodríguez y Fernando Gliubich, presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, quienes competirán con el espacio Ser Fueguino.

Bertone, pese a haber coqueteado con los gobernadores de Alternativa Federal e incluso haber competido en 2017 contra el kirchnerismo, se acercó en los últimos meses a este espacio y fue una de las primeras gobernadoras en apoyar la fórmula de Alberto Fernández- Cristina Fernández de Kirchner, lo que le valió el apoyo explícito del candidato a presidente en el último tramo de la campaña.

Sin embargo, la expresidenta omitió su nombre en el spot de campaña que grabó alentando las candidaturas a intendente de Ushuaia y Río Grande de los camporistas Walter Vuoto y Martín Pérez, respectivamente, que se presentan con grandes posibilidades de ganar y tendrían mejor intención de voto que la gobernadora Bertone.

Las encuestas vaticinan una elección bastante polarizada entre la gobernadora Bertone y el intendente de Río Grande, Melella, aunque algunas dan como ganador a este último (a pesar de la denuncia que tiene por abuso sexual, causa que continúa abierta): obtendría entre el 43 y 47% de los votos, colocándolo entre 6 y 10 puntos porcentuales por sobre la actual gobernadora. En caso de resultar ganador, sería la excepción a la regla del triunfo de los oficialismos locales. Si ninguna de las dos fuerzas más votadas alcanzara la mayoría absoluta, la Constitución provincial contempla la segunda vuelta, a realizarse a el domingo 23.

San Luis

Entre hermanos se pelean y Poggi quiere devorarlos desde afuera.

En la provincia históricamente gobernada por el Partido Justicialista y caracterizada por la alternancia en el poder de la familia Rodríguez Saá, se da una situación inédita ya que será la primera vez que los 383 mil electores habilitados podrán elegir entre los dos hermanos, que se enfrentarán por la gobernación. El actual gobernador, Alberto, que aspira a un cuarto período, lo hará junto al actual ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz, como compañero de fórmula del Frente Unidad Justicialista. Su hermano, el senador nacional Adolfo, espera convertirse en gobernador por sexta vez y competirá con la alianza Juntos por la gente, que lleva en la boleta como vice al diputado provincial Marcelo Sosa.

Por otro lado, el candidato de Cambiemos será el senador nacional y exgobernador de la provincia entre 2011 y 2015, Claudio Poggi que, junto al intendente de la capital puntana, Enrique Ponce, competirá con el frente San Luis Unido, anhelando un segundo mandato como gobernador. Según algunos sondeos, el actual gobernador Alberto sería reelegido por los puntanos. Aunque otros indican una paridad (de alrededor del 30%) con el candidato de Cambiemos, Poggi. El tercer puesto en intención de voto sería para el exgobernador y expresidente Adolfo, con 16%. Sin embargo, aún el porcentaje de indecisos es significativo: 23%.

Santa Fe

Perotti quiere arrebatarle la provincia al socialismo tras el ajustado triunfo de Bonfatti en las PASO.

Con sus casi 2.700.000 electores (a los que hay que sumar 30 mil extranjeros), representa el 8,36% del electorado nacional y constituye uno de los distritos “grandes”, el tercero, después de Buenos Aires (37%) y Córdoba (8,7%). Presenta como particularidad la implementación desde 2011, del sistema de la Boleta Única papel por categoría, diferenciadas por colores específicos, por ejemplo, verde para gobernador y naranja, para diputados.

El Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), que compite por su cuarto gobierno consecutivo, incluye a socialistas y un sector del radicalismo y se presenta con la lista “Adelante”, que propone la fórmula compuesta por Antonio Bonfatti, quien fuera gobernador entre 2011 y 2015, y la diputada provincial María Victoria Tejeda. Aunque esta fórmula resultó ser la más votada, con el 31%, en las PASO del 28 de abril pasado, Santa Fe corre el riesgo de dejar de ser un bastión socialista por primera vez desde 2007.

¿Logrará el socialismo en Santa Fe retener la gobernación o la perderá ante la unidad del peronismo?

En efecto, Bonfatti quedaría relegado a un segundo puesto si se suman los porcentajes obtenidos por el único espacio donde se realizaron internas para esta categoría, el peronismo: Omar Perotti resultó vencedor con el 28% de los votos, por sobre su contrincante María Eugenia Bielsa, con 14%, posicionando así al Frente Juntos como la fuerza más votada este domingo con más del 42%.

Según los últimos sondeos, la elección se encuentra muy reñida: la fórmula peronista de Omar Perotti-Alejandra Rodenas sería la más elegida con el 37% de los votos por sobre la oficialista, que obtendría un 33%. En tercer lugar, aparece el binomio por Cambiemos: José Corral-Ana Martínez, con el casi el 19%, que a diferencia de lo que se venía observando en otras provincias, mantiene su marca en esta elección. La balanza se inclinaría hacia la continuidad del modelo si los votos de quienes votaron en las PASO por Bielsa no se transfieren a su compañero peronista Perotti y terminasen por inclinarse por el partido gobernante. En tanto que una mejor performance por parte del candidato de Cambiemos, Corral, de la obtenida en las PASO, terminaría por beneficiar al senador Perotti. Sin embargo, existe un tercer elemento que puede influir en los resultados finales: los votos de aquellos que no votaron en las primarias.

Por ahora los interrogantes son: ¿logrará el socialismo en Santa Fe retener la gobernación o la perderá ante la unidad del peronismo? ¿Mejorarán las chances de los candidatos de la Casa Rosada como para dar vuelta las elecciones en Formosa y en San Luis? ¿Influirá de alguna manera en los resultados este giro hacia el pragmatismo, la moderación y el consenso con la incorporación de Miguel Ángel Pichetto a la fórmula presidencial de Cambiemos? ¿O las elecciones provinciales seguirán desconectadas de la competencia nacional?

Por lo pronto, habrá que esperar a los resultados del domingo para ver si se ratifica la tendencia que se viene observando a lo largo de todas las elecciones de este calendario: si seguirá prevaleciendo la lógica de los incumbentes, donde los partidos que están en el gobierno encabezan las preferencias de los votantes y revalidan sus títulos. Más si son líderes moderados que escapan a la trampa de la polarización macrismo-kirchnerismo que se plantea a nivel nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí