Inicio Sociedad La desgarradora carta de la hija de Viviana Luna

La desgarradora carta de la hija de Viviana Luna

0

Por Cristian Paz

A más de dos años de su desaparición en Potrerillos, no hay rastros del paradero de Viviana Luna. Los hijos siguen pidiendo que su madre aparezca y no quieren que se la deje de buscar. Le reclaman a la Justicia resultados.

Familiares de Viviana Luna han presentado reclamos ante los medios de comunicación en diversas oportunidades, incluso han llevado adelante marchas para pedir que se resuelva el caso de su madre. Ya pasaron dos años y cinco meses, y no tienen datos certeros sobre su paradero.

Ayelén Julián, la hija menor de Viviana, estuvo presente ayer en la marcha #NiUnaMenos donde difundió una desgarradora carta por la desaparición de su madre, aún esperan que la Justicia resuelva el caso. “A las personas no se las traga la tierra”, arrancó con el reclamo la más joven de las hijas que espera el regreso de su madre.

La carta completa: 

Hola, soy Ayelén Julian Luna hija de la desaparecida Viviana Luna. Estoy aquí delante de ustedes, como tantas otras veces, en tantos otros lugares en los que incansablemente he repetido que a las personas no se las traga la tierra y en los que seguramente muchos de ustedes han oído o leído lo que sucedió con mi mama.

Hoy por hoy, después 2 años, 5 meses y 27 días de espera, dudas, angustia, añoranza, dolor, miedo, vacío y tantos otros sentimientos que se mezclan entre sí y dificultan el día a día de mis hermanos y yo, y de sus nietos que no dejan de preguntar donde esta la “Lela”…porque no hay manera de de dejar de pensar, tratando de entender lo que aún no tiene explicación y respuesta.

Se que me entienden de que hablo, por eso ahora no voy a contarles una vez mas los detalles de aquel día que hoy es nuestra cruz. El relato de cómo desapareció mi mamá la mayoría lo conocen y está al alance de quien lo quiera leer en tantas notas hechas en todo este tiempo.

Hoy, 3 de junio, quiero hablarles una vez más desde mi angustiado corazón como lo he hecho siempre…sólo que hoy, mis intenciones son otras porque mi alma, que con cada día que pasa sin respuestas pierde un pedazo más de sí… lo pide a gritos. Queremos que se sepa la verdad de lo que le pasó a mi mamá. Saben...hay días en los que me levanto cansada de esperar…repaso cada instante de ese 7 de diciembre de 2016 con la esperanza de lograr entender algo, aunque sea una mínima idea de lo que pudo haber pasado y me lleno aún más de dudas y de miedos, y de bronca al ver que nada avanza.

Pero hay veces en las que soy aquella niña que Viviana crió hasta donde pudo y rompo en llanto ante la angustia que me provoca la ausencia, aún inexplicable, de mi mamá. Ante el vacío que veo en mis hermanos que continúan sus vidas, así como pueden…a veces sonriendo a la fuerza y a veces evadiendo las preguntas de los nietos de Viviana que se les hace aún más inentendible que a nosotros la falta de su Lela. A veces ya no sabemos cómo esperarla…o si esperarla. Porque si es que Dios en su infinita misericordia nos permitirá abrazarla en un reencuentro, queremos que sea en su perfecto estado para seguir compartiendo con ella como siempre hacíamos…y si lamentablemente , por esas vueltas injustas de la vida, lo único que nos quede de nuestra madre sea su cuerpo sin vida, tenemos el derecho y necesitamos darle
cristiana sepultura y saber que descansará en paz, y así también nuestras mentes y corazones.

Hoy por hoy yo puedo entender el dolor de otras personas que por alguna razón les falta su madre…pero alguien puede entender el mío, el de mis hermanos y mis sobrinos??? Todos
sabemos que por más grandes que seamos, a una madre se la necesita siempre, así como a la verdad y a la justicia. Para el que aún la tiene, cuídela mucho porque las madres son tesoros
invaluables que solemos valorar cuando la perdemos, para el que ya no la tiene físicamente, le queda el tiempo que ordena las cosas y nos da aceptación…pero aún así al menos sus cabezas
están tranquilas porque saben lo que le sucedió…pero nosotros no solo no la tenemos, peor aún, no sabemos qué fue lo que pasó…y eso, créanme que poco a poco te va secando por dentro.

La imagen puede contener: 2 personas

Agradezco estar aquí el día de hoy y que me estén escuchando una vez más…aunque sinceramente, esta carta que les estoy leyendo está dirigida a cualquier persona que sepa algo
sobre mi mamá y por la razón que sea lo esté callando. No los juzgaremos…porque eso le corresponde a Dios…pero sí les voy a preguntar esto: ¿Realmente pueden apoyar sus cabezas en
sus almohadas y dormir tranquilos sabiendo que hay una persona desaparecida que está esperando que hablen? ¿No les cae mal la comida cuando callan? ¿No son conscientes de que nadie esta exento de que le suceda algo parecido y de que pueden necesitar de la valentía del que sabe y calla? Apelo entonces a que tengan algo de conciencia, alma o corazón porque mi mamá sea donde sea que esté y sea lo que sea que le haya pasado necesita imperiosamente que ese detalle, dato, información que sea que se estén guardando, lo digan…más allá de si creen que eso que saben es importante o no, más allá de que tengan dudas de si servirá…un pequeño dato es mucho más que esta nada en la que estamos parados. Sáquense ese peso que cargan, alivien su alma, no necesitan ni siquiera identificarse ya que lo pueden hacer de manera anónima.

Y si a aquellos que saben aún así siguen callando, apelo a su ambición e inteligencia…recuerden que hay una recompensa en plata para quien aporte información verdadera!!! Sea que quieran
acallar su conciencia o que los mueva la ambición…van a haber sido de gran ayuda solo con decir hasta de manera anónima lo que saben. Simplemente, porque si aún esta con vida el
tiempo que pasa, segundo a segundo, juega cada vez más en contra para salvarla…y si lamentablemente a mi viejita le quitaron la vida, el saber la verdad ayudaría al descanso de su alma. Y obviamente nos ayudaría a nosotros, sus hijos a cerrar una etapa con la certeza por más dolorosa que pueda ser de los que realmente paso.

Sé que esto último que les acabo de de decir les parecerá raro…pero es que después de tanto tiempo sin ninguna novedad, ya nos da igual si es un acto de conciencia, ambición por la
recompensa, o casualidad…solo queremos respuestas sobre lo que paso con mi mamá! Porque la única verdad con la que contamos por ahora es que Viviana, mi mamá, jamás se hubiera ido sin avisarnos y menos aún estar tanto tiempo lejos de nosotros por mothus propio, sin dar noticias de cómo esta.

La imagen puede contener: texto

Nuestra madre jamás hubiera hecho algo que nos fragmentara el
alma…para quedar así como estamos ahora, viviendo sin vivir, partidos al medio, llenos de dolorosas dudas y vacíos de respuestas.

Por favor, imploro a los medios de comunicación, a la
sociedad en general, a la justicia, al que calla sabiendo…ya no damos más…ayúdennos a ayudarla!!! Seamos la voz de quien inexplicablemente aún no está...SEAMOS LA VOZ DE
VIVIANA! Aliviemos tanto mal…no puede ser que nadie sepa nada y que nadie haya visto nada! Reclamemos por quien no puede hacerlo por sí misma…

Gracias nuevamente por invitarme y darme esta posibilidad en nombre mío y de mis hermanos. Justicia por Vivivana Luna. Que la verdad salga a la luz y que se encuentre con la justicia. Que la justicia se tope con la verdad y sepa que hacer con ella. Que la verdad y la justicia den luz sobre lo que sucedió con nuestra madre, Viviana Luna. Justicia por la verdad y verdad por la justicia. No permitamos como sociedad que quede sin esclarecer lo que le sucedió a mi mamá, no permitamos que nada así vuelva a ocurrir. Solo mediante la verdad y haciendo justicia, solo a través de la conciencia social es que evitaremos mas casos como el de Viviana.

Saldemos esta deuda que tenemos nosotros como hijos y todos como sociedad. A las personas no se las traga la tierra.

Resultado de imagen para viviana luna

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie

#JusticiaPorVivianaLuna#NiUnaMenos#NiUnaMas#VivasNosQueremos

Publicado por Ayee Luna Wm en Martes, 14 de mayo de 2019

Sin noticias

En la mañana del 7 de diciembre de 2016 uno de los hijos de Viviana la llevó en auto a un complejo de cabañas donde la mujer tenía una entrevista de trabajo. El dueño de las cabañas declararía luego que, efectivamente, la entrevista se realizó y la mujer se marchó del lugar minutos más tarde.

Su hijo se había ofrecido a esperarla pero ella le indicó que iba a ir a Piedras Blancas (ubicado a varios kilómetros al oeste de la Villa) donde se iba a reunir con una amiga.

La última vez que la vieron, ingresaba a un quiosco de la zona. Nunca llegó a la casa de su amiga. Días después de la denuncia de la desaparición, la fiscal Ríos dispuso una importante serie de rastrillajes por la villa y por otros lugares cercanos, con la participación de caballería, canes e inclusive el sobrevuelo de un helicóptero de la fuerza policial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí