Inicio Policiales Femicidio de Florencia Peralta: "Le escribía para saber cada movimiento"

Femicidio de Florencia Peralta: "Le escribía para saber cada movimiento"

0

Parecía una movida de fichas del destino y el dios Cronos. El jurado ingresó a la sala a las 9.13 hs. Florencia Peralta fue asesinada el 13/9. De aquel 2016 a este año quedará en la historia por ser el primer juicio por jurado en San Rafael, ha pasado mucho en la causa, y ni qué decir en las familias involucradas.

Pero nada se compara con la pérdida de un hijo, dicen, y eso se evidenció cuando la madre de la víctima tras varios minutos de estoico relato, no aguantó más y quebró en llantos.

Claro, el jurado debe ser objetivo, no puede ser conmovido, lo debe guiar la razón solamente, por lo que estuvo bien el juez Jorge Yapur Meca en ordenar un cuarto intermedio.

Hasta ese instante, Graciela Bianchi había "pintado" las vivencias de su hija junto a Damián Ortega como un acumulación de amarguras que "la cambiaron, le quitaron su alegría, sus pilas".

Habló de una relación casi forzada, de un embarazo sorpresivo que los llevó a estar juntos, de la mujer como sostén de familia y el varón como un hombre cómodo, celoso y vago.

La descripción que hizo, claramente marca la seguridad de la progenitora de la víctima de que estaba frente al asesino de su hija.

Contextualizó sus narraciones en un marco de violencia de género, basada en los mensajes y conversaciones con Florencia que, según Graciela, le revelaba partes de manipulación, particularmente desde que se separaron.

Que él la ´pesadeaba', le escribía para saber cada movimiento y le caía con el niño dormido a la comisaría bajo el argumento de que "no se duerme", para vigilarla.

Los dos episodios que forman una parte medular en la casi decena de cuerpos del expediente, también los refirió: una vez se gatilló dos veces con el arma de ella, pero sin sacarle el seguro; otra vez estaba tirado en suelo acusando un golpe y con una amnesia que los Peralta siguen creyendo que fue selectiva.

"Te amo, qué linda estás" le dijo al reincorporarse, mientras Florencia le recordaba que ya estaban separados.

Nunca aceptó la separación, dijo el fiscal en referencia a Damián Ortega, el hombre a quien el representante de la querella acusó apuntándole certeramente con un dedo índice para impresionar en la sala.

El caso sigue con más testigos, entre ellos, policías compañeros de Florencia.

Vendrán peritos y por teleconferencia el ingeniero Garbarz, que hizo una pericia sobre el movimiento georreferenciado de los celulares de víctima y acusado (también del novio de la víctima) que dejó más dudas que certezas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí