Inicio Mundo Los yihadistas festejaron el incendio de Notre Dame: "Un golpe al corazón...

Los yihadistas festejaron el incendio de Notre Dame: "Un golpe al corazón de los cruzados"

0

Los partidarios del grupo yihadista Estado Islámico (EI) celebraron la quema de la catedral de París, Notre Dame, como "un golpe al corazón de los cruzados" y como "castigo y sanción". Lo informó hoy el Site, el portal que monitorea al yihadismo en Internet.

En la noche del lunes, grupos afiliados al ISIS y otros grupos yihadistas festejaron el incendio en la catedral de Notre Dame, ocurrido horas antes. Mostraron su felicidad a través de un afiche, creado por Al-Muntasir, un grupo de medios que pertenece al ISIS.

En el afiche se lee: “Su construcción comenzó en el año 1163 y acabó en 1345. Es hora de decir adiós a tu politeísmo oratorio", expresaron en relación al fuego que destruyó gran parte de la catedral de 850 años de antigüedad.

 

La catedral de París, joya del gótico, símbolo de la ciudad y de la cristiandad, quedó devastada por un incendio pero su estructura, la fachada y los tesoros que custodia fueron salvados. La aguja, uno de los símbolos de la capital francesa, se desplomó después de haber sido presa durante más de una hora de las llamas. Estupor, llanto y conmoción de los parisinos y los franceses en general, mientras la política se detenía y el presidente Emmanuel Macron, que debía anunciar por televisión reformas importantes, se trasladó hasta el lugar del desastre. Y eso, en medio de la conmoción, dio la primera señal de reconquista: "La reconstruiremos todos juntos".

La tragedia comenzó a las 18.50 de esta tarde, cuando los parisinos salían de sus trabajos y miles de turistas paseaban por el corazón de la ciudad, en la Ile-de-la-Cité, donde surge la catedral. Es por eso que nadie olvidará este 15 de abril, primer día de las celebraciones de la Semana Santa.

Las llamas comenzaron a engullir los andamios que rodeaban la catedral como parte de las obras de remodelación, iniciada días atrás y que debía durar años. Precisamente debían reestructurar y reforzar el techo de la catedral, el que, bajo la violencia de las llamas y el peso de la aguja, cayó y ahora todos mantienen la respiración para saber si la preciosa nave central se salvó de la destrucción.

No hubo heridos entre los fieles o los turistas, el único en graves condiciones es un bombero, uno de los 500 que intervinieron con enormes medios para intentar domar las llamas que avanzaban inexorablemente.

En las primeras declaraciones a la prensa, el vocero de la catedral, Andre Finot, dijo que "se quema todo y nada quedará de la estructura de madera". Finot agregó que "los objetos sagrados están conservados en la sacristía". "Tenemos que ver si la bóveda, que protege la catedral, será alcanzada" por las llamas", destacó.

Las autoridades de París decidieron evacuar a los cerca de mil residentes de Ile de la Cité, la isla sobre el río Sena, y pusieron a disposición un espacio en otro barrio para aquellos que no tengan donde pasar la noche, informó la prensa. En tanto el secretario del Interior del Gobierno francés, Laurent Nuñez, dio por "salvada" la estructura de Notre Dame gracias a los esfueros de los bomberos que lograron limitar los daños causados por el grave incendio que devastó toda la cubierta de la catedral.

"El fuego disminuyó en intensidad, por lo que podemos pensar que la estructura de Notre Dame está salvada, en especial el campanario norte", afirmó Nuñez en declaraciones recogidas por la prensa local. Incluso dijo que el trabajo de los bomberos durará toda la noche, que las llamas no superarán el contorno del edificio y que el trabajo de extinción se concentra actualmente en la operación de "enfriamiento" Por la noche, el presidente Macron, acompañado por su esposa, Brigitte, habló con una voz quebrada por la emoción frente a las llamas que, aunque eran más débiles, todavía ardían dentro de la catedral: "Hemos evitado lo peor gracias al valor de los bomberos, hemos salvado la estructura, la fachada". Luego dijo: "Lo reconstruiremos, todos juntos. Es lo que esperan los franceses, lo que nuestra historia se merece".

Macron anunció además que se lanzará una colecta nacional e internacional para recaudar fondos para la reconstrucción de la catedral afectada por el incendio y que comenzará este martes.

El símbolo de París, el monumento histórico más visitado de Europa, quedó parte en cenizas. Miles de parisinos y turistas miraban desde lejos cómo el fuego asomaba en llamaras crecientes y derrumbaba el techo. Algunos se abrazaban, otros cantaban canciones y oraban por ese símbolo de la historia y la tradición que desaparece en unos minutos, tal vez debido a la negligencia, tal vez por el destino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí