Inicio Mundo Nuevos métodos que podrían ayudar a resolver el caso Madeleine McCann

Nuevos métodos que podrían ayudar a resolver el caso Madeleine McCann

0

A casi 12 años de la desaparición de Madeleine McCann, que ocurrió el 3 de mayo de 2007 en Portugal, aún sigue conmocionando al mundo, sobre todo a Reino Unidos. El experto Colin Sutton, de la policía británica, reveló un factor clave que podría dar un vuelco en el caso de la menor.

La noche de la desaparición, estaban de vacaciones y decidieron salir a cenar. Antes de irse, Kate y Gerry McCann acostaron en la cama a sus tres hijos: Madeleine y los mellizos Sean y Amelie. Cuando volvieron, Maddie había desaparecido.

Hasta el momento hay muchas versiones sobre la desaparición. Los investigadores policiales portugueses e ingleses siempre sostuvieron con firmeza, hasta el día de hoy, que Maddie podría haber muerto la misma noche de su desaparición a manos de sus padres.

En la vivienda donde estaban alojados los McCann y el auto alquilado, se hallaron rastros de sangre. La muestra de sangre fue analizada y el ADN correspondía a Madeleine. Luego redujeron la certeza a un 88%.

Sin embargo, una nueva teoría podría dar un giro en la investigación. Según informó el diario The Sun, el exdetective Colin Sutton afirmó que podría haber un verdadero “cambio en el juego” en torno a la investigación. Y pidió realizar nuevas pruebas justamente a esas muestras de ADN encontradas el 2007 y que fueron declaradas como “no concluyentes”, por lo que finalmente fueron descartadas.

El exinvestigador de Scotland Yard aseveró que los nuevos métodos que existen hoy podrían ayudar a resolver el caso. Por su parte, Sutton tiene antecedentes que lo avalan: resolvió en su país más de 30 misteriosos crímenes.

Esta nueva mirada se centró en un auto que alquilaron Kate y Gerry McCann, los papás de Maddie, 25 días después de que Madeleine desapareció en Praia da Luz en Portugal.

El coche era un Renault Scenic en donde se encontraron rastros de ADN de Maddi, hecho que fue detectado luego que los perros rastreadores de la policía sintieran “olor a muerte” en su interior, siendo esta una de las pruebas que fueron descartadas por ser “no concluyentes”.

En su momento, Clarence Mitchell, el vocero de la familia McCann, había descartado esas versiones por considerarlas “absurdas”. Pero Sutton cree que hay que volver sobre la pista de ese ADN, recolectado hace 12 años. “Sobre la base que el auto fue alquilado por los McCann tres semanas después de la desaparición de Madeleine, esto podría ser un verdadero cambio de juego”, afirmó.

El testimonio de Sutton forma parte de una serie de programas que lanzó Nine News de Australia en formato podcast para competir con la serie documental de Netflix.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí