Inicio Cultura “Marcelo Bonevardi” y “Benicio Nuñez. Fausto Criollo” en el Museo Carlos Alonso

“Marcelo Bonevardi” y “Benicio Nuñez. Fausto Criollo” en el Museo Carlos Alonso

0

El Museo Carlos Alonso inaugurará las exposiciones Marcelo Bonevardi y de Benicio Núñez, Fausto Criollo, el martes 16, a las 20.30.

La Fundación Alon para las artes, presidida por el Ingeniero Jacobo Fiterman, uno de los fundadores de arteBA, facilitó que ambas muestras lleguen al Museo Carlos Alonso - Mansión Stoppel, para que el público pueda disfrutar de las reconocidas obras de los artistas Marcelo Bonevardi y Benicio Nuñez.

Benicio Nuñez

Es una enorme satisfacción para la Fundación Alon la edición del libro El Fausto criollo, de Estanislao del Campo. Siempre he creído que la ilustración acerca a la lectura de la obra desarrolla la imaginación y acerca al público a la lectura.

En particular esperamos que esta publicación sirva para aproximar a los jóvenes a la lectura y conocer a un gran escritor y a un ilustrador eximio.

Durante los años 80, Benicio Núñez fue conocido en todo el ambiente cultural. Era un personaje hermético, de quien nunca se esperaría una pintura a la vez naïf y expresiva. Fue fundamentalmente un bohemio aunque siempre vistiera formalmente con su traje gris, camisa y corbata.

El Centro Editor editó El Fausto criollo con ilustraciones de BN y para la Fundación es un orgullo contar con todos los dibujos y la realización en 1985 de un video con esa obra.

Benicio es uno de los tantos artistas argentinos no reconocidos. Su arte consistió en trasformar simples dibujos en obras admirables.

Sirva esta muestra como un homenaje y un reconocimiento por su obra.

                                                                                                              Jacobo Fiterman- Fundación Alon para las Artes

Marcelo Bonevardi

A la temprana edad de 29 años, en 1958, un joven Marcelo Bonevardi parte a la conquista de New York, donde permanecerá por más de 30 años. Arquitecto y artista, funde sus dos condiciones en la realización de obras tridimensionales, donde volumen y arquitectura se visten de arte y el artista corona su obra.

En abril del año 2006, la Fundación Alon realizó una exposición y el correspondiente catálogo, donde se puedo apreciar su minuciosa labor, los precisos detalles y las variaciones de color, hasta lograr la perfección. El conjunto presentado en aquella ocasión estuvo conformado por obras fundamentales que reflejan los comienzos de la particular producción de Bonevardi y la muestra se completa con notables dibujos y grabados.

En 1950 viaja a Italia y allí, según cuenta, reafirmará su vocación de pintor, volcándose por completo a la pintura. Es entonces cuando comienza a investigar sobre la No figuración, abandonando las formas figurativas.

En la presente muestra se exponen fundamentalmente obras de periodos posteriores, producidas en los años 60, cuando realizaba “pinturas-construcciones”: obras en madera revestida de telas pintadas y cosidas sobre las que incorpora objetos geométricos. Contamos en esta muestra con dos obras fundamentales de dicha producción del artista: Astrologer´s Table  (junio de 1964) y Exagram (Mayo de 1969).

En la década del 70, a pesar del trazo sobre el plano del papel, continúa con su trabajo sobre el espacio tridimensional. En cuanto a la pintura-construcción, en la misma década en que realiza estos dibujos (años 70), comienza a romper el espacio rectangular generando obras de contornos irregulares.

En palabras del propio artista sobre su trabajo:

Vivo experimentando constantemente, toda mi obra es experimentación. Por un lado, descubrir los profundos secretos de la materia pictórica y por otro, expresar ideas a través de ellas. Rechazo la pintura adocenada, mera artesanía que no sea besuqueo.

El ritual es una aspecto determinante de mi trabajo. Como creo que el arte está condenado por un sentimiento religioso y por ende mágico, el ritual establece los pasos a seguir para lograr esos objetivos; el ritual está presente en el taller, en cada hora de mi trabajo.

Soy un solitario que no integra grupos, tendencias, con una inserción que no implica adhesiones grupales. Me siento heredero de nuestras tradiciones culturales, donde  hay muchas figuras aisladas. Mi inserción no es por semejanza, sino por razones poéticas de pertenencia.

Es un gusto para mí presentar esta muestra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí