Inicio Policiales Escándalo en Tunuyán: un alto funcionario terminó detenido tras un choque

Escándalo en Tunuyán: un alto funcionario terminó detenido tras un choque

0

Un accidente de tránsito terminó con la detención del actual Director de Prensa de la Municipalidad de Tunuyán, Ariel Rojas.

Según información a la que accedió Diario La Provincia, mientras actuaban los uniformados, el funcionario tunuyanino habría comenzado a violentarse, increpando y a amenazando gravemente a los policías que trabajaban en el lugar del hecho.El escandaloso episodio se produjo el pasado miércoles 6 de marzo, pero se mantuvo en silencio y trascendió por estos días.

De acuerdo al testimonio de fuentes que se encontraban en el lugar , Rojas habría “maltratado verbalmente” y en forma “irascible” a los hombres de azul, y esto lo habría hecho usando como referencia su alto cargo municipal. La situación se violentó a punto tal, que todo terminó con la detención del alto funcionario que trabaja para el intendente Martín Aveiro.

Rojas fue trasladado a las oficinas de la Cuarta Circunscripción Judicial y detenido en la misma por el lapso de cuatro horas. Hasta aquí la historia parecía normal en cuanto al procedimiento, pero luego ocurrió un acto fuera del protocolo de aplicación, los policías no informaron al Ayudante fiscal de turno en la Comisaria 15°.

Cabe acotar que frente a estos casos, siempre la policía debe informar la novedad en primera instancia al funcionario judicial actuante en la comisaría, pero en este caso, señalan que fue distinto y fuera de reglamento, ya que, a quien informaron fue solo a un Comisario a cargo.

Las actuaciones llegaron luego y directamente a la jueza María Susana Barcenilla, quien subrogaba el Juzgado de Faltas donde deben direccionarse este tipo de casos. Un importante letrado tunuyanino se hizo presente en la sede judicial para conocer la situación de Rojas, pero ya la jueza competente había liberado al funcionario del intendente.

Según pudo saber Diario La Provincia, el abogado que se apersonó en el lugar no lo hizo como su defensor sino como una “gauchada” para conocer la situación del funcionario que se encontraba preso, y como la liberación era efectiva, dejó el lugar sin obrar judicialmente.

Consultado el ayudante fiscal, fue confirmada la versión de los hechos, mientras que la jueza Barcenilla por secreto de sumario no prestó declaraciones a nuestro diario.

No es el único caso escandaloso del funcionario que trabaja también como empleado de Anses y pasó algunos avatares de licencia.

Fue en la misma sede de Anses, donde trascendieron otros conflictos que involucraron a Rojas al denunciar a quien se desempeñaba como su jefa en ese entonces, nada más ni menos que la esposa del exintendente Joaquín Rodríguez de Tupungato.

Ariel Rojas acusó a la jefa del organismo en ese departamento, Celia Ladino, por “malos tratos”, “persecución”, “violencia de género”, “discriminación”, además de un presunto ataque físico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí