Inicio Mundo “Le prometo a mi nieto que limpiaré mi nombre”

“Le prometo a mi nieto que limpiaré mi nombre”

0

A primera hora del día, el líder izquierdista salió de su celda en Curitiba ­­–donde cumple dos sentencias concurrentes de 12 años por corrupción– y luego voló en un pequeño avión a San Pablo. Una multitud en el cementerio de Sao Bernardo do Campo saludó calurosamente a Lula a su llegada al servicio, gritando "¡Lula libre!" y "¡Lula, guerrero del pueblo brasileño!".

El pequeño Arthur Araujo Lula da Silva, cuyo padre Sandro es uno de los cinco hijos de Lula, falleció por un repentino brote de meningitis. Tenía siete años.

Mientras docenas de policías militares armados rodeaban el área, unos 600 simpatizantes de Lula, incluyendo a la ex presidenta Dilma Rousseff y a Fernando Haddad, candidato a la presidencia por el Partido de los Trabajadores en 2018, llevaban el color rojo del “Partido de los Trabajadores”.

En la sala del crematorio, donde amigos cercanos se reunieron ante el ataúd abierto de Arturo y donde Lula hizo breves comentarios, había coronas de flores de los aliados políticos y sindicales de Lula, incluso una del presidente socialista venezolano Nicolás Maduro y otra de la familia Kirchner.

Sin poder contener las lágrimas, Lula dijo, entre otras cosas: “La prometo a mi nieto que comprobaré mi inocencia y limpiaré mi nombre” y "llevaré al cielo un diploma de inocente". Agregó que Arthur sufría de bullying en la escuela, porque todos le decían “tu abuelo es un ladrón”.

Cuando Lula se fue dos horas más tarde, hizo un breve gesto con la mano para saludar a sus seguidores y estrechó sombríamente algunas manos antes de que la policía militar lo llevara de vuelta a la cárcel. Sus amigos se mostraron alarmados por la figura de Lula: de pelo blanco y demacrado. Algunos agregaron que su estado de salud no es bueno, y empeorará por el golpe inesperado del fallecimiento de su nieto más querido, que había visitado dos veces a su abuelo en prisión.

Mientras que la noticia de la muerte de Arthur provocó mensajes de simpatía y condolencias en los medios de comunicación, el hijo del presidente Jair Bolsonaro, desató una polémica al criticar la liberación de Lula. "Lula es un preso común", dijo en Twitter Eduardo Bolsonaro, legislador del Partido Social Liberal de su padre. "Cuando un pariente de un prisionero muere, ¿es escoltado por la policía para ir al funeral?". Llamó a la liberación "temporal y absurda", y añadió: "Solamente permite que un matón de alto perfil se haga pasar por víctima".

Lula, que fue presidente de 2003 a 2010, ha negado sistemáticamente los cargos de corrupción por los que fue encarcelado, diciendo que es una víctima de maquinaciones políticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí