Inicio Nacionales El duro relato de la médica que le hizo la cesárea a...

El duro relato de la médica que le hizo la cesárea a la nena de 11 años en Tucumán

0

Cecilia Ousset es ginecóloga y junto con su marido le realizaron la intervención a la nena violada. La menor llegó junto a su mamá con un embarazo de 16 semanas donde la interrupción legal se le debería haber practicado en menos de 48 horas tal como lo estipula la ley.

“Entré a la habitación y me encontré con una nena jugando con muñecas arriba de la cama”, dijo Cecilia Ousset, la médica que le practicó la cesárea a la menor de 11 años violada en Tucumán por la pareja de su abuela. La niña había pedido hace un mes junto con su mamá que se le practicara la Interrupción Legal del Embarazo tal como se estipula en el código penal y el procedimiento no tenía ningún riesgo.

En ese entonces, la nena cursaba un embarazo de 16 semanas y la ILE podría haberse realizado en menos de 48 horas. Sin embargo, por decisión judicial, presión de la Iglesia y de grupos anti abortistas se demoró un mes el procedimiento que culminó este martes a la madrugada con la cesárea que le practicaron Ousset y su marido, el médico José Gigena.

“A mi me llamaron a la mañana pero dije que no porque soy objetora. Decidí acompañar a mi marido que no es objetor porque sabíamos que nos íbamos a encontrar con una imagen que nos iba a shockear mucho y como sé que para él iba a ser difícil, lo acompañé”, explicó Cecilia.

“Cuando ingresaron su mamá le dije que nosotros le íbamos a solucionar el problema. Nosotros queríamos cumplir con la ILE y cumplir el deseo de la nena que bien lo había dicho en más de una oportunidad que quería que le sacaran lo que el hombre le había metido”, contó Ousset a este portal.

La mujer relató que “una vez que entramos al quirófano, todos: el anestesista, la enfermera y una médica se declararon objetores de conciencia”. “Nosotros queríamos cumplir lo que habíamos prometido, entonces, llamamos a una anestesista de urgencia e hicimos el procedimiento con mi marido. Yo hice de instrumentadora y él le realizó una microcesárea”, explicó la ginecóloga.

“Cuando llegamos al quirófano la niña pidió escuchar música cristiana mientras jugaba con muñequitas, la vi y se me aflojaron las piernas, era como ver a mi hija menor, la chiquita no entendía todo lo que iba a pasar”, añadió Ousset. La profesional denunció que “la nena estuvo 7 semanas a cargo del sistema público de salud y creo que el gobernador Juan Manzur, por una cuestión electoral, impidió que se realizara la interrupción legal del embarazo y obligó a la nena a dar a luz; eso es tortura”.La doctora sostuvo que a la nena “la obligaron a seguir gestando”.

Por otro lado, la médica contó que no pudieron hacerle una anestesia local sino que “hubo que dormirla. Porque no quería saber nada con que le saquen la bombacha. Es un comportamiento usual en una nena que fue abusada, entonces decidimos dormirla”, señaló.

“Comenzamos la intervención con una presión arterial muy elevada, una preeclampsia que corría riesgo la vida de la menor. La preeclampsia es una enfermedad muy frecuente en nenas embarazadas de menos de 13 años y es muy riesgoso. La paciente puede perder la vida”, explicó la doctora.

Ahora la nena se encuentra evolucionando bien y ella “está aliviada”, según confió Ousset. El feto fue extraído con vida y se encuentra en neonatología. Pesó 500 gramos. “No tengo idea cómo evoluciona. Lo importante es que salvamos la vida de la nena de 11 años”, sostuvo la mujer que se declaró objetora de conciencia pero “no obstaculizadora”.

“Yo fui a acompañar a mi marido que él no es objetor, pero en esa situación no tuve opción. Yo conozco las leyes y había que cumplirla”, sostuvo la mujer.”La nena podría haber muerto”, subrayó.

Amenazas y presiones

Cecilia Ousset se proclamó a favor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo desde el año pasado que salió el debate en el Congreso y en su provincia no sólo la amenazaron a ella y a su marido sino que en 2018 tuvo que cambiar del colegio a sus cuatro hijos. “Les dijeron cosas horribles y ya está todo en la Justicia. Están todos con psicólogos y es muy difícil acá en la Provincia”, sostuvo la médica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí