Inicio Nacionales Llevó 4 veces a su hija al hospital, le dijeron que no...

Llevó 4 veces a su hija al hospital, le dijeron que no era grave y murió

9
0

Luna Desiree murió el domingo. Tenía 5 años. Su mamá, Milena Anabel López, de 23 años, acusa de mala praxis al hospital, donde fue tratada poco antes por una enfermedad, y a los médicos que la atendieron. En la causa que ahora tramita en la Justicia dice que llevó a su hija tres veces para que la vieran por una fiebre persistente. Quienes asistieron a Luna recomendaron “tomar ibuprofeno y hacer reposo”. La nena falleció en la cuarta vez que concurrió a la misma institución.

Pasó en la localidad bonaerense de Capilla del Señor, ahora consternada por la tragedia. Los primeros síntomas aparecieron el viernes 8 de febrero. La nena se quejaba de dolor en las piernas y tenía fiebre. La mamá la llevó al Hospital Municipal San José. El médico que la atendió le diagnosticó un cuadro de “sinovitis viral”. Le recetó ibuprofeno para calmar el dolor y le hizo radiografías. También la vio un traumatólogo, que indicó reposo absoluta para la menor. Luego le dieron el alta.

La sinovitis es una inflamación o irritación de la membrana sinovial. Esta membrana es la que genera un líquido cuya función es reducir la fricción entre los cartílagos y otros tejidos, para lubricar las articulaciones durante los movimientos. Se trata de una afección que bajo ningún punto de vista puede producir la muerte.

El tema es que el tratamiento no sirvió. La nena no se recuperaba y levantaba cada vez más temperatura. El sábado, Milena volvió al hospital y esta vez la atendió otro médico, que le hizo pruebas de sangre y orina. No encontró nada distinto y le dio el mismo diagnóstico que su colega. “Es todo normal”, le dijo el médico.

Sin embargo, a pesar de los exámenes y el diagnóstico, la salud de Luna seguía empeorando. Entonces, la mamá volvió al hospital y esta tercera vez le exigió a los médicos que la internaran. El médico accedió a colocarle a la nena un suero con un calmante. Le adelantó que le daría el alta. Sin embargo, al notar que la pierna de la paciente comenzaba a estar morada, le advirtió que en caso de que vomitara la llevara nuevamente porque “podía estar incubando algo”.

Al ver que su hija no mejoraba, ya desesperada, Milena la llevó el domingo a la madrugada corriendo al hospital. En ese momento, el médico se encontró con un cuadro muy distinto al de las últimas veces: tenía las extremidades frías y le costaba respirar.

En la causa se dice que el médico, al verla en este estado, consultó con colegas y decidió intervenir colocándole un suero a la nena. Según la declaración de Milena, el cuerpo de Luna estaba todo morado. “Mamá”, llegó a escucharla decir, antes de que la apartaran para comenzar con la reanimación y de que le informaran poco después que su hija había fallecido.

“Fue una mala praxis. Le habían diagnosticado sinovitis viral y era bacteriana”, comentó a Clarín Juan Pablo Fernández, abogado de la familia.

El cuerpo de Luna está en la ciudad de Campana, ubicada a 30 kilómetros de Capilla del Señor. Allí le harán la autopsia. La denuncia ya tiene carátula pero aún no hay ningún imputado por el caso.

Fuente: Clarin

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí