Inicio Provincia Gil Pereg había declarado que su mamá “no lo quería”

Gil Pereg había declarado que su mamá “no lo quería”

0

El hijo de una de las mujeres israelíes, Nicolás Gil Pereg, había comprado armas y tenía experiencia en usarlas. En el allanamiento que se hizo en su domicilio se encontró mucho dinero, pero no había muebles. Además, en los días previos a que Gil Pereg saliera en cámara hubo un cambio brusco de apariencia. Llevaba pelo largo, una barba muy tupida, incluso su pelo estaba revestido en una especie de masa de tierra y cemento. Todo esto es parte de las declaraciones de los propios vecinos y testigos.

Entre las cosas secuestradas en su vivienda hubo armas, pero no todas las que tenía Nicolás Gil Pereg. Se le secuestraron 4 pero podrían ser más de 40 las armas de esta persona.

El propietario de la conocida armería El Tirolés asegura que de su negocio hacia esta persona salieron once armas. Incluso el 2 de enero pasado le entregaron siete. Según indicó el comerciante,  “me contó que era militar y como no tenía la ciudadanía argentina la tuvo que obtener para poder comprarlas y registrarlas”, le habría señalado Pereg al compralas.

“En mi negocio compró 11 armas, comunes, armas de puño: pistolas y revólveres. Tenía en regla todo para comprar armas y balas. Retiró armas, las últimas se las dimos el 2 de enero o el 3, eran siete armas. En este año se las dimos y las compró el año pasado. Cuando llegó al negocio al principio era una persona normal, vestido como nosotros. Me llamó la atención que era muy alto y solamente puedo decir que tenía falta de higiene”, declaró el comerciante.

Según detalló, Gil Pereg compraba principalmente armas brasileñas, calibre 9 milímetros o 40. “Nosotros le vendimos 11 armas, pero tenía 45 porque compraba en Buenos Aires”, maniefestó.

Incluso, el viernes 18 de enero, en medio de la búsqueda de su madre y su tía, y ya investigado por la Justicia, “estuvo en mi local porque quería comprar un arma de aire comprimido porque la policía le había secuestrado todo. Me dijo: ‘Quiero tener algo por si entran ladrones’“, relató el vendedor de armas mendocino. “Yo le dije que ese tipo de armas las busque en una juguetería o que se hiciera una de madera”, contó.

Por otro lado, el dueño de la armería señaló a Mdz Radio que Gil Pereg le contó que “tenía familia, que su mamá vivía allá (en Israel) pero que no lo quería”.

Llama la atención cómo el israelí accedía con facilidad a tantas armas en Mendoza. Para comprar un arma hay que tener más de 21 y tener un bono de sueldo.Además, la armería no puede entregar un arma si no lo autoriza el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Pero sospechan que Gil Pereg vivía del tráfico de armas ¿En qué se basa esta posibilidad que está en investigación?. En que el israelí tenía registradas más de 40 armas a su nombre y en su domicilio solo le encontraron cuatro.

Es más, por los testimonios del armero Aldo Chessi, Gil Pereg compró diez armas en su negocio. Lo hizo en el 2018, pero se las entregaron el 2 de enero pasado. Además, había adquirido el límite de municiones permitidas, unas 2000. ¿Dónde están esas armas? ¿qué hizo con las balas?. En este punto, y en que no se conoce que ejerciera alguna actividad remunerada es que se basa la conjetura.

Otro enigma lo representa una denuncia policial realizada hace tiempo por el actual imputado, en la que dio cuenta que le robaron 11 armas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí