Inicio Mundo Profunda crisis en Venezuela: qué puede pasar con Nicolás Maduro

Profunda crisis en Venezuela: qué puede pasar con Nicolás Maduro

0

La crisis en Venezuela se ha venido agudizando en las últimas horas, a partir de la asunción como presidente interino de Juan Guaidó, reconocido por varios países de la región, incluyendo EEUU y Canadá.

Las masivas movilizaciones en muchas ciudades y la represión -incluso a los intentos de sublevación dentro de las FFAA- ponen de manifiesto una situación de creciente debilidad y aislamiento internacional del régimen de Nicolás Maduro. Recordemos que Venezuela está atravesando una crisis humanitaria sin precedentes en la región, con una hiperinflación de las más extremas que se tenga registro, un éxodo masivo de habitantes que implica una pérdida en muchos casos irreparable de capital humano y condiciones de vida deteriorándose a una velocidad inédita para un país que no está en guerra.

¿Implica esto que Nicolás Maduro está a punto de caer? No necesariamente, a pesar de la gravedad de la crisis y de las tensiones que provoca dentro y fuera de Venezuela. Su régimen ha mostrado de manera reiterada y contundente que está dispuesto a todo para retener el poder, incluyendo la violencia, las violaciones a los derechos humanos, la manipulación grosera de las elecciones y las limitaciones a las libertades básicas (que suma ahora el acceso a Internet). Desde el golpe del 2002,el régimen chavista no enfrenta una presión internacional tan adversa, pero hay muchos países importantes (China, Rusia, Irán y México) que siguen manteniendo vínculos regulares con Caracas. Las FFAA siguen, al menos en su mayor parte, alineadas con el régimen y, sobre todo, muy controladas por los agentes de inteligencia cubanos, que desde la temerosa SERBIN (Servicios Bolivarianos de Inteligencia) se han constituido en la guardia pretoriana de Maduro.

Miles de personas protestan en las calles de Venezuela.
Miles de personas protestan en las calles de Venezuela.

En particular, el apoyo de Rusia y de China ha sido hasta ahora fundamental tanto desde el punto de vista geopolítico como, sobre todo, económico. Esto explica, por ejemplo, que mientras la OEA y el Mercosur han condenado enfáticamente a Maduro, las Naciones Unidas han mantenido los lazos de cooperación regulares y se han abstenido de cualquier comentario crítico. Mirando los casos de Cuba, Irán y Corea del Norte, las sanciones económicas de los EEUU, que se han endurecido desde que Trump llegó a la presidencia, han demostrado ser poco efectivas para debilitar a los gobernantes de los países a los cuales se les imponen. Por el contrario, los que más las sufren son los habitantes que -dadas las condiciones represivas- corren enormes riesgos de participar en política.

Juan Guaidó, presidente interino.
Juan Guaidó, presidente interino.

¿Implica esto que no hay solución posible a esta crisis? Mirando la situación post primavera árabe, y en particular en Siria, es importante ser muy prudente a la hora de plantear escenarios contingentes. Las cosas pueden ponerse mucho peor antes de que mejoren. Y la lógica del poder sin los límites que impone el Estado de Derecho es totalmente diferente a la que estamos acostumbrados. Dado que la amenaza efectiva de una intervención militar externa es al menos por ahora prácticamente nula, en la medida en que las Fuerzas Armadas sigan mayoritariamente dominando el gobierno y no haya quiebres significativos, la posibilidad de supervivencia del régimen, con o sin Maduro, no son menores.

Podrá haber episodios de extrema tensión, externa e interna, pero eso no significa necesariamente que la caída del chavismo sea inevitable o inminente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí