Inicio Provincia Casi 4 mil hectáreas quemadas: "Dejan los fuegos mal apagados"

Casi 4 mil hectáreas quemadas: "Dejan los fuegos mal apagados"

0

El nuevo incendio que azota los campos de General Alvear en época de verano ya alcanza unas 3500 hectáreas. Unas tres cuadrillas de bomberos combaten las llamas que son alimentadas por las altas temperaturas y los bajos valores de humedad en esa zona del sur provincial.

Los focos activos exigieron a los bomberos de Alvear y de Monte Comán a realizar cortafuegos para evitar el avance del incendio hacia las fincas de Alvear Este y para evitar que las llamas crucen la RN188.

En diálogo con FM Vos, Guillermo Ferraris, coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego, informó que “la situación es bastante halagüeña comparada con sábado y domingo, hemos trabajado con dos aviones hidrantes para bajar los reencendidos y se trabajó con mayor intensidad en camiones y mayor esfuerzo de brigadistas y bomberos. Las condiciones mejoraron, hubo rotación de viento y la situación ahora en la mañana es más calma”.

“No es –afirmó– un incendio de grandes dimensiones, sino que al estar en la orilla de la Ruta (188), ha sido más visible para la comunidad, estamos hablando de unas 3.500 hectáreas, es un incendio chico promedio”.

El fuego se habría originado por culpa de cazadores furtivos. “Es un clásico ya en varios incendios, lamentablemente gente inescrupulosa que entra en los campos sin pedir autorización, prenden fuego para sellar los piches que han cazado y dejan los fuegos mal apagados. Están diezmando la fauna y provocando estos problemas; los productores tienen pérdidas de pasturas y, en este caso, una pérdida considerable de alambrado. Habría más de 6 mil metros de alambrado perdido, con el costo que tiene hoy, es considerable el daño”.

Ferraris precisó que “se trabajó en la madrugada, se cerraron los perímetros, se trabajó en la cabeza del incendio. Otra situación que nos complicó y demandó más cantidad de recursos es que la mayoría de los campos afectados no tenía las picadas en condiciones y el personal no tenía lugar por donde ingresar a hacer un contrafuego, tuvimos varias roturas de las máquinas porque prácticamente han estado haciendo un desmonte”.

Y agregó: “Hay algunos que todavía no terminan de hacer estas obras (las picadas) necesarias para proteger hasta su misma infraestructura, entendemos el costo elevado de hacer una picada, es como que se juega a la suerte y, en este caso, la suerte falló”.

Se operó con aviones hidrantes porque “el incendio estaba a 20 kilómetros, que es un radio lógico de operación con medios aéreos. Se tiraron 60 mil litros de agua, es importante tener pistas cercanas a la zona del incendio. Seguimos trabajando para dejar la pista de aterrizaje de Monte Comán operativa, creemos que en los primeros días de febrero podemos dejar al menos los primeros 850 metros de la pista operativa, es un trabajo en conjunto entre la Municipalidad de San Rafael, la Provincia, Vialidad Provincial , Hidráulica y la Cámara de Comercio de San Rafael”.

También se tuvo que cortar temporalmente el suministro de energía eléctrica de la línea de 33 kV Bowen- Canalejas para brindar seguridad al personal que trabajaba en cercanías al tendido. Posteriormente, fue restablecido.

Están colaborando Defensa Civil, Dirección Provincial de Vialidad, Obras del Municipio de Gral. Alvear y personal de los campos afectados. Gendarmería realiza tareas de seguridad sobre la RN188.

Sin embargo, el combate contra el fuego encontró complicaciones que ayudaron a las llamas. La falta de limpieza de picadas cortafuego de la mayoría de los campos está dificultando las tareas de contención del incendio. Por eso, se tuvo que emplear una máquina de Vialidad Provincial para realizar tareas de ensanche y limpieza de picadas.

En la tarde de este lunes, los dos aviones hidrantes del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF, PZL Dromader y Air Tractor 502) estuvieron realizando lanzamientos de agua en sectores puntuales del incendio para bajar la intensidad del mismo.

Los campos afectados hasta el momento son Amoroz, Sabio, Chamula/Crespillo y Fernández. La superficie afectada se estima en unas 3500 hectáreas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí