Inicio Nacionales De las Islas Malvinas a Río Cuarto, 36 años después

De las Islas Malvinas a Río Cuarto, 36 años después

3
0

Apenas pasadas las 18.30 de ayer, el féretro con los restos del capitán (PM) Luis Darío Castagnari fue envuelto en la Bandera argentina y bajado del avión que lo trajo desde las Islas Malvinas hasta Río Cuarto.

Por primera vez, el cuerpo de un caído en la guerra de 1982 identificado fue exhumado en las Islas y trasladado al continente. La viuda María Cristina Scavarda logró cumplir la voluntad de su marido.

Castagnari le había manifestado que, si perdía la vida por la patria, quería ser enterrado junto a un pequeño hijo de ambos, Gustavito, quien falleció en 1978, a los tres años.

En el hangar del Área Material Río Cuarto, en medio de un profundo silencio y emoción, los restos de Castagnari fueron recibidos por medio millar de militares y civiles.

Al darle la bienvenida a su camarada, los exintegrantes del Grupo de Operaciones Especiales vociferaron a coro el lema que llevan en su boina: “Vencer o morir”.

“Este acontecimiento es inimaginado en medio de tanta burocracia y recelo. Siento tristeza y alegría también”, expresó el oficial mayor retirado José Alberto Brandana, quien también estuvo en Puerto Argentino.

“Yo tenía seis años cuando mi papá se fue y lo estuvimos esperando hasta ahora. Me hubiese gustado que volviese de otra forma, pero lo tenemos acá. Él se preocupaba por su gente y era buena persona”, dijo Martín Castagnari.

Su hermano Walter acotó: “Estamos agradecidos a los que pusieron toda la buena voluntad para que esto pudiera concretarse”. Sobre las Islas Malvinas dijo: “Es algo que tenemos que recuperar, pero lo veo muy lejano”.

Luego, entre cálidos aplausos y con la marcha de Malvinas de fondo, partió el cortejo rumbo al cementerio local. En las calles, vecinos de Las Higueras, conmovidos, saludaron con banderas argentinas el paso del héroe nacional.

“Ya está en casa”, se escuchó. El único combatiente cuyos restos regresan.

Apodado “el Furia”, Luis Castagnari era primer teniente cuando estalló la Guerra de Malvinas hace 36 años. Perdió la vida en medio de un bombardeo en Puerto Argentino, cuando indicaba a sus hombres dónde protegerse. Un misil lanzado desde el destructor británico HMS Glamorgan acabó con su vida el 29 de mayo de 1982. Sus restos estaban enterrados en el cementerio de Darwin, junto al resto de los excombatientes argentinos caídos en combate.

Años atrás, los restos de otro militar caído en Malvinas llegaron al continente, pero se trataba de restos no identificados nunca enterrados en el cementerio de las Islas. En el continente se comprobó que correspondían al mayor Fernando Casado y fueron entregados a sus familiares de Carlos Paz, en 2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí