Inicio Sociedad Indignación de un mendocino que no pudo trasplantarse por el G20

Indignación de un mendocino que no pudo trasplantarse por el G20

61
0

Tras una espera de seis años, el viernes sonó el teléfono del alvearense Eduardo Salice con la noticia más esperada. “Me dijeron que viaje a Mendoza porque había un riñón compatible”, manifestó aunque la historia tuvo el peor desenlace: “Llegamos allá y nos dijeron que el vuelo con el órgano no había salido de Buenos Aires”.

El mendocino que esperaba hace seis años un trasplante de riñón vio frustrada la posibilidad, justo cuando había aparecido un donante, por demoras y cancelaciones en los vuelos durante la Cumbre del G20 que se celebró en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el último fin de semana.

Ante esto, Eduardo realizó la diálisis el sábado a las cinco de la mañana en General Alvear, para estar al mediodía en el hospital Español de Godoy Cruz. Una vez en la clínica, él y su pareja recibieron la pésima noticia.

Desde el INCUCAI (La Plata) les dijeron que el riñón saldría de Buenos Aires a las 6 del sábado y que llegaría a Mendoza a las 8. “Llevábamos seis años esperando un órgano hasta que nos llamaron el viernes 30 de noviembre para decirnos que el sábado 1 de diciembre podía hacerse la intervención en Mendoza”, confió Tobio a LV23 Radio Río Atuel.

El sábado, el vuelo que transportaría el órgano vital para el alvearense Eduardo Salice (42) no llegó a tiempo a nuestra provincia y la intervención no pudo realizarse. Sin embargo, desde el Incaimen responsabilizan a Aerolíneas Argentinas por la cancelación del vuelo, ya que “sí estaba programado”.

La mujer de Salice, Natalia Tobio, se despachó furiosa vía Facebook directamente hacia el presidente Mauricio Macri y la organización del evento político. “Sr. Presidente, hoy debo agradecerle tanto a usted como a los presidentes que nos visitaron y decirles que gracias al G20 mi marido no pudo ser trasplantado porque los vuelos no salieron a tiempo y se perdieron los órganos”, expresó en una publicación en la red social.

“Debo creer que Eduardo no fue el único perjudicado. Pero qué importa la vida de un ciudadano, si ustedes están arreglando el mundo. Nosotros seguiremos luchando, esperando y creyendo que la justicia divina es la que se va a encargar de poner las cosas en su lugar. Y que existe la posibilidad que un padre de dos niños pequeños se levante, un día, sin pensar en que sus días están contados”, expresó Natalia con evidente dolor y descontento”, agregó.

A pesar de que se había adelantado que los aviones que volaran durante la cumbre del G20 con fines sanitarios seguirían un protocolo especial, varios de estos vuelos fueron reprogramados.

Desde el Incaimen también salieron a hablar sobre el tema

Por su parte, la directora del Incaimen, Gabriela Hidalgo, aclaró por qué el paciente Eduardo Salice (42) no recibió el trasplante de riñón que estaba disponible desde La Plata y que necesita para llevar una mejor calidad de vida. Además, desestimó diferentes versiones que apuntaban contra la seguridad del G-20. y el bloqueo de aeropuertos.

Hidalgo responsabilizó a la aerolínea que tenía que traer el órgano desde Buenos Aires: “La ablación se realizó correctamente en horas de la siesta del viernes, tenía que ser transportada a CABA para que llegara a Mendoza esa misma noche. Sin embargo, por diferentes retrasos no llegó y se pasó para el primer vuelo del sábado, a las 6 de la mañana”.

Y agregó: “No sabemos porque la aerolínea no realizó ese servicio, con eso recién hubiera podido salir a las 13 y llegar a la provincia alrededor de las 15, o sea que iban a ser muchas horas las que el riñón hubiese estado sin irrigar sangre” explicó.

A su vez, la Directora del Incaimen manifestó que el órgano que esperaba Salice “era subóptimo, quiere decir que por más que había una gran compatibilidad, el donante había tenido algún tipo de enfermedad o deficiencia”.

Gabriela Hidalgo desestimó las acusaciones que indicaban que los aviones no estaban saliendo por la seguridad del G-20: “Habían menos frecuencias, pero salían. No tengo conocimiento porque se interrumpió el de las 6 de la mañana, pero a ese mismo horario otro órgano salió para Córdoba y sí pudo ser trasplantado”.

La funcionaria informó que el paciente “continuará en el mismo lugar de la lista que se encontraba, así que si llegase a salir otro riñón, podrá ser trasplantado”.

La empresa que debía trasladar el órgano era Aerolíneas Argentinas, que -dijo la funcionaria- traslada los órganos “por gentileza”. Y que cuando hay un paro o algún inconveniente, lo hace LAN.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comendario
Por favor ingresa tu nombre aquí